Logotipo de Qype Unirse a Yelp

Qype se ha unido a Yelp para ofrecerte más comentarios, más usuarios y más negocios. Leer más.

Editar
  • Valoración de 5.0 estrellas
    16/4/2014

    No hay excusas, no se conoce Madrid hasta que se ha ido al Mercado de San Miguel.
    Vale que es más un sitio de turisteo, pero cuando llegas se nota el ambiente renovado del Madrid moderno, junto a un montón de puestos en los que hacernos la boca agua.
    Turista o no, llegar con unos amigos, conseguir un hueco que parece imposible, y organizarse para planificar una estrategia de ataque a esas cervezas, pintxos, tapas, almeja, etc... eso es el Mercado de San Miguel.  Y sin duda lo recomiendo.

  • Valoración de 5.0 estrellas
    6/4/2014

    Pensaba dar esta opinión una vez que hubiera probado algo en sus carísimos puestos. A ver si pronto llega el momento, los precios siempre echan para atrás. Sinceramente, no puedo esperar a dar mi opinión, a pesar de no haber tapeado nunca.

    Me parece un sitio increíble aunque solo sea para pasar y oler en una mañana dominguera de tapeo en la Latina, ahora en cuanto el sol empiece a salir esta primavera. Dada cuenta de que estamos en pleno centro de Madrid, al lado de los mesones de la Plaza Mayor, ya no tan frecuentados, de La Latina y de la Puerta del Sol.
    Está situado estratégicamente para darte un paseo luego por esas zonas o el Madrid de los Austrias.

    De tapeo genial por lo que parece, tiene varios puestos con tapas que pueden parecer algo caras pero parecen consistentes y "bien dotadas". El puesto que linda con la calle La Pasa es de dulces, y todos tienen una pinta estupenda. Además, siempre que he ido había algo nuevo tipo degustación de lo que fuera.

    En este mercado no solo se puede tapear, también hay puestos de frutas, legumbres... su apariencia es sinónimo de calidad, y también su precio.

    En definitiva, un sitio que, aunque sea por curiosidad y descubrir algo nuevo, no hay que dejar de visitar. Eso sí los sábados y domingos "se peta" especialmente a la hora del aperitivo pero también en la tarde-noche.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    27/3/2014
    1 check-in aquí
    Aparece en Mercados de abastos

    Aunque muchos dirán que es un lugar para turistas, para mí el Mercado de San Miguel tiene un encanto que vas más allá. Aparte de concentrar en un espacio muy reducido delicias culinarias de todo tipo, el ambiente es siempre de lo más festivo, como si al entrar allí todo el mundo recordara que siempre hay algo que celebrar.

    Un simple paseo por los diferentes puestos ya merece la visita, pero si además te animas a degustar alguna especialidad, mis favoritas son las mini-tostas marineras de "La Casa del Bacalao". Por 1€ puedes probar un foie de bacalao, arenques con mostaza o con aguacate, ajo arriero o salmón marinado, entre otros.

    Si prefieres la carne, recomiendo el pintxo de solomillo encebollado y el rollo de carrillada al curry rojo, de un puesto de cuyo nombre no me acuerdo, muy a mi pesar. Por poco más de 2€ la unidad, probarás una tapa de primera.

    De vez en cuando organizan catas de diferentes productos, presentaciones e incluso conciertos, así que te recomiendo que le eches un vistazo a la web del Mercado para no perder detalle.

  • Valoración de 3.0 estrellas
    16/4/2014

    Esta bien por lo peculiar del sitio, ya que es un antiguo mercado que se restauró para crear esta ambiente nuevo. Lo malo es el precio de todo, es muy caro

  • Valoración de 4.0 estrellas
    2/3/2014
    2 check-ins aquí

    Sitio ideal para mostrar a los amigos que llegan por primera vez a Madrid , tiene precios algo caros pero es una experiencia al paladar con sabores y tapas de muchos tipos .

    Muy limpio y buena calidad, se hace algo pequeño debido a la cantidad de gente que viene aquí y es difícil coger un sitio.

    PD. Nos vemos en otro check in!!

  • Valoración de 5.0 estrellas
    5/4/2014

    Un lugar único y divertido donde comer y disfrutar de un buen ambiente.

  • Valoración de 5.0 estrellas
    6/2/2014
    1 check-in aquí

    Es un mercado al que solemos ira cuando vamos a Madrid.

    A mí me gusta mucho personalmente, le encuentro mucho encanto con productos de mucha calidad dentro, aunque cabe decir que el precio se corresponde también. En fin de semana hay muchísima gente, y si vas a horas punta, ni te cuento.

    Aún y así, hay que ir a picotear algo y disfrutar el buen ambiente que se respira dentro. Justo al lado de la Plaza Mayor, es un lugar de visita indispensable.

  • Valoración de 3.0 estrellas
    8/1/2014
    1 check-in aquí

    Por fin iba al Mercado de San Miguel (decir el nuevo mercado de San Miguel queda raro ¿no?) Había ido en muchas ocasiones de pequeña, pero al mercado tradicional, al de toda la vida.

    Debo decir que me gustó pero no me encantó. Dos defectos: el precio y que había mucha gente (y eso que estaba lloviendo, llega a ser "el típico día que va la gente a comer fuera" y nos da algo). Pero el sitio mola, tiene mucha variedad y está bonito.

    Desde tapas, sushi a una especie de pan-pizzas. Pero había más, mucho más (paella, embutidos, pescados y mariscos, postres).

    A partir de ahora será el típico sitio al que accederé a ir sin problemas pero antes propondría ir a otro mercado, como el de San Antón, que es más barato y tiene mesas ;)

  • Valoración de 3.0 estrellas
    5/3/2014
    1 check-in aquí

    Merece la pena ver la restauración y la apuesta por hacer algo diferente en un entorno como este, aunque sinceramente he probado sólo tres puestos y nunca he percibido calidad en ninguno de ellos, espero en mis próximas visitas encontrar algo que esté acorde con lo que pago. Siempre hay muchísima gente los fines de semana siendo bastante molesto tomar algo allí, aunque entre semana, sobre las 13:30 la cosa cambia y es más agradable. Pero independientemente de que comas allí o no, merece la pena acercarte.

  • Valoración de 3.0 estrellas
    28/3/2014

    lo he visitado  dos veces,es variado,pero esta claro que esta hecho para el turista,y no para el madrileño,no es barato,y en mas de un puesto les he dado algun consejo para captar mas clientela sobre todo joven,y no te hacen caso y te miran con mala cara

  • Valoración de 4.0 estrellas
    11/12/2013
    1 check-in aquí

    Había escuchado hablar mucho de este mercado y nunca he sabido ubicarlo hasta que por casualidad me dí de bruces con él camino de la Plaza Mayor. Ubicado en la Plaza de San Miguel se encuentra este coqueto mercado gourmet que hará las delicias de los turistas y autóctonos aunque la mayoría de los que acuden suelen ser foránea.

    La decoración es muy bonita, contiene muchos puestos bastante organizados y hay comidas para todos los gustos desde tapas gourmet, tapas más tradicionales, bocadillos, cervecería internacional, dulces artesanos o preparación de sushi en vivo.

    Se recomienda ir con calma, echar un vistazo por todos los puestos y probar lo que te ofrezcan, antes de irte pide una tapa y un buen vino y disfruta del ambiente del recinto sentado en uno de sus bancos centrales. Eso sí, ojo con lo que deseas gastarte, un sitio así es caro y se nota en el bolsillo.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    5/11/2013

    Siempre que paso por delante de este lugar, me dan ganas de entrar y llevarme conmigo un poco de cada establecimiento.

    He de decir que los 'bollos preñaos' de uno de esos establecimientos son deliciosos (aunque pequeños). Y, como buena asturiana que soy, agradezco encontrarlos aquí en Madrid.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    13/9/2013
    1 check-in aquí

    Un gran descubrimiento en Madrid. Había pasado por aquí 50 veces y siempre me había quedado con las ganas de entrar, pues tanto éste como el de San Antón tienen muy buena fama. Por fin, hace poco, pasando un finde en la capital, pude visitarlo.

    La experiencia fue muy buena, pues se trata de un antiguo mercado adaptado a las circunstancias actuales, aprovechando los puestos para poner negocios de restauración y venta de productos. Está muy bien decorado, muy bien conservado, muy bien preparado, muy bien ubicado y, como es lógico, es muy caro.

    Como turista que he sido, os recomiendo visitarlo despacio, sin prisas y disfrutando de los muchísimos detalles que esconden las vitrinas de sus tiendas, que parecen cuidados con el mayor mimo posible. Merece la pena.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    26/9/2013
    1 check-in aquí

    Precioso mercado que no puedes dejar de ver. Lleno de originales establecimientos hosteleros donde picar algo o tomarte una cerveza.

    La verdad es que es un hibrido perfecto entre ambientes modernos y los mercados de toda la vida

  • Valoración de 3.0 estrellas
    17/9/2013

    El sitio es espectacular. La situación inmejorable, en pleno centro de Madrid a un minuto de la plaza mayor.

    Era un sitio con un encanto increíble y muy de moda pero el excesivo aumento paulatino de los precios ha hecho que se convierta en un lugar turístico que casi no pisan los madrileños. Una pena, porque el sitio es genial y los productos estaban muy bien pero a esos precios, hay sitios mejores.

  • Valoración de 2.0 estrellas
    18/4/2013

    Totalmente de acuerdo con Juan!!!

    El sitio es precioso, las tiendas molan un montón, pero con los precios se les ha ido la olla directamente.

    Está genial para llevar a alguien que no conoce Madrid, enseñarle la estructura y los puestos, quedarte con una impresión maravillosa, pero no gastarte ni un céntimo.

    Para eso hay miles de ofertas mejores y más baratas cerca.

  • Valoración de 1.0 estrellas
    20/1/2013
    2 check-ins aquí

    Permitidme que vaya en contra de todo lo esperable por las mentes bienpensantes y los pequeñoburgueses de esta sociedad deprimida, pero a mí este sitio me parece un soberano timo y no tengo excesiva intención de volver si puedo evitarlo. Que sí, que el lavado de cara que le dieron queda muy mono, pero vamos por partes:

    1. ¿Por qué es todo tan inmensamente caro? Las botellas de vino de calidad media a precios superiores al que te las pondrían en un restaurante con mantel de tela en la mesa e incluso centro de mesa con arreglos florales, 4 finísimas láminas de carne medio fría en unos panecillos de molde al precio de una hora de mi esclavitud asalariada, ostras a precio de billete pequeño en una época en las que las encuentras más baratas en otros sitios... No le encuentro justificación más allá de la explotación económica al turista desprevenido.

    2. Es imposible encontrar una mesa libre salvo si planeas como un buitre alrededor de la que veas más dispuesta a marcharse. La gracia está en que puedes hacer amistades a causa de lo evidente de tu actitud de echarles para quedarte con su reino, o les puede reafirmar en su voluntad y derecho soberano de permanecer con el culo pegado al asiento.

    3. Si no llevas un recibo de consumición, te cobran dinero por entrar al baño. Yo esto lo había visto ya en Harrod's (Londres), pero allí entraba un señor a limpiar detrás de cada persona que lo usaba, te abría él los grifos para que te lavaras, y te daban un peine y una colonia a elegir entre 4 distintas; aquí había una limpiadora hablando fuera con la persona que cobraba, pero mi baño tenía restos de anteriores inquilinos (y no precisamente dentro del recipiente), los grifos funcionaban mal, y hasta luego.

    4. La estructura del mercado es altísima, tiene 6 puertas continuamente abiertas y no hay calefacción aparte de las típicas setas aisladas de butano; en verano quizá se esté muy bien, pero con el tiempo de ayer fue nefasto.

    En definitiva, desde ahora y hasta nueva orden, soy un cruzado en contra de este sitio. Que sí, que muy molón, pero incómodo y carísimo.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    21/12/2012
    Aparece en MAdrid te tapa!

    Señoras y señores bienvenidos al espectáculo del llantar!

    Ir a Madrid sin visitar este ya famoso "mercado" , es como estar en pisa y no hacerse la foto con la tan reclinada torre. Sushi, salmón, salazones, marisco, carnes, croquetas y todo esto bañado al ritmo de un buen rebujito. Punto de inicio de una buena sesión de cañas .

    Lo peor...muy turístico y los precios que ello conlleva, pero bueno también puede uno practicar un poquito de idiomas

  • Valoración de 5.0 estrellas
    19/12/2012

    Lo único malo que le veo es que no es barato precisamente... Claro que la calidad de las tapas lo vale, entonces malo malo en sí, no tiene nada!

    Las veces que he ido, con pasar por 4 puestos ya he salido rodando. Un mundo de tapas y tú sin saber por dónde empezar!
    Si algún día estáis cerca, os recomiendo que os deis el capricho

  • Valoración de 3.0 estrellas
    10/2/2013

    Me encantaba el mercado San Miguel pero cada vez ha ganado más popularidad y ahora la mayoría de las veces que me acerco está demasiado lleno como para disfrutarlo. La comida es buena y hay una gran selección de productos aunque quizás el precio es demasiado elevado.
    Supongo que debe venir recomendado en muchas guías de turismo porque cada vez se ven más turistas. Es genial para llevar a alguna visita a ir a tomar algo (fuera de las horas de comida).

  • Valoración de 4.0 estrellas
    13/9/2012 Reseña actualizada

    Dicen que lo que se encuentra en los mercados no se halla en otra parte. Aunque algo exagerado, lo que sí es cierto es que el mercado de San Miguel es un estupendo escaparate de buena gastronomía. No sé, no es un mercado al uso, o no por lo menos para mi, que soy una extranjera aquí.

    Es el único mercado de hierro fundido que se ha conservado en Madrid (otros fueron el de La Cebada y el de Los Mostenses) y su remodelación e inauguración, en 2009, lo convirtió en uno de los edificios más atractivos del centro de la ciudad. Ya no es un lugar donde los vecinos hagan la compra y no se respira el aire del mercado tradicional que fue. Hoy es más bien un moderno (y caro) lugar de tapeo y ocio, con bares, bodegas y puestos donde tomar un aperitivo o unas ostras, mientras por sus pasillos deambulan los turistas.

    Tiendas especializadas en quesos de toda España y en productos italianos, un puesto de zumos naturales... hacen de éste un buen lugar para comprar manjares exquisitos, alimentos de primera calidad o, al menos, deleitarte con la vista de éstos. Abierto hasta la medianoche y, de jueves a sábado hasta las 2 a.m

    Anita me recomendó un puesto en el que ella suele comprar la mejor pasta fresca de la ciudad. Pastaio es un puestecillo del mercado de San Miguel, donde también se pueden adquirir múltiples salsas para pasta, trufas, bolitas artesanas de arroz (riquísimas), especias, alcaparras, legumbres, y el mejor parmesano de todo Madrid!!

    Compré unos raviolis de ricotta y jamón frescos, el kilo a 9,90: UN CHOLLAZO!! Lo cociné con una salsa de verduras, bacon y queso parmesano (grana padanno) que estaban para quitar el sentido (qué humilde soy, muajaja).

    Valoración de 4.0 estrellas
    5/7/2012 Comentario anterior
    Siempre que bajo a Madrid hago una visita express al Mercado San Miguel. Aunque mucho turisteo, me… Leer más
  • Valoración de 4.0 estrellas
    21/1/2013

    Es un sitio muy interesante al que al menos hay que ir una vez para conocerlo. Hay gran variedad de productos y todos de buena calidad, al menos hasta ahora los que hemos probado. Es una buena manera de tapear y pasar un rato con amigos o familia, aprovechando para comer o cenar.
    Yo le pondría dos pegas: el precio, desde luego no es nada barato, y que casi siempre hay mucha gente, lo que dificulta el pedir o tomar lo que pides con comodidad.
    A pesar de eso hay que conocerlo.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    16/9/2012

    Realmente fantástico sobre todo para llevar a extranjeros pero dos puntos negativos a tener en cuenta:
    - Si llegas a una hora normal vas a tener que pelear para conseguir un hueco...
    - Prepara la cartera.

    Espero que sea de ayuda.  Recomiendo a todos a que vayan pero no con mucha hambre que si no se dejan el sueldo...

    Roberto

  • Valoración de 3.0 estrellas
    21/8/2012
    23 check-ins aquí

    Para quien le guste este rollo seguro que esta genial.

    Siempre esta lleno, llenísimo hasta el punto de ser incómodo.

    Sólo hay / había dos tiendas que me interesaran, ahora sólo queda una. Por desgracia, el puestecido de pan (y su glorioso pan de aceite) se han ido.

    Sólo sobrevive la tienda de los quesos, pero me repito me resulta muy muy incómodo, además, de precio es prohibitivo. Me quedó con el vermut de la Ricla y afines.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    4/12/2012
    1 check-in aquí

    Perfecto si quieres echar alguna tapa rápida y de calidad.

    Me encanta el ambiente que se vive, aunque es cierto que suele estar siempre muy muy lleno.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    29/12/2012
    1 check-in aquí

    Siempre reniego del Mercado de San Miguel porque está hasta las trancas, es carísimo y nunca consigues comer a gusto. Pero el pasado jueves me tuve que retractar porque conseguimos (por enchufe, teníamos un amiguete en un puesto, pero algo es algo) comer mucho, muy bien, a buen precio y hasta sentarnos. ¡Bien!

    Empezamos con pulpo y unas gambitas al ajillo; continuamos con pimientos de Padrón y el descubrimiento: un señor con un carrito que iba vendiendo una de las mejores tortillas de patata que he probado jamás. ¡Y que encima era precocinada! No paramos de comprarle pinchos. Es de lo mejor que se puede comer en el Mercado, por increíble que parezca.

    En otro puesto también nos encantaron las croquetas y en un chiquitito solo de quesos flipamos con una especie de espuma de mozzarella con mermelada... ¡BUenísimo!

    A ver, es un sitio al que hay que ir con paciencia porque hay colas, aglomeraciones y muchíííísima gente. Pero si vas concienciado y sabiendo que al final te vas a gastar pasta, te lo pasarás bien y comerás unas tapas y pinchos bastante buenos.

  • Valoración de 5.0 estrellas
    12/9/2012
    1 check-in aquí

    El Mercado de San Miguel es una excelente opcion para comer ya sea de dia o de noche. Como turista te recomiendo ir temprano apenas lo abren a las 10am entre semana y es fabuloso tener todo el mercado para ti solito y poder probar todo sin ninguno apuro y sin tanto gentio. Para los que nos gustan tomar fotos de comida, ir temprano es genial porque te puedes tomar todo el tiempo que quieras tomando fotos. Eso si ojo que el servicio sera un poquito irregular porque la gente anda apurada preparando todo para la hora de almuerzo.

    Mi pincho favorito de este lugar son los calamares enteros que estan sazonados con aceite de oliva. El puesto de los quesos mozzarella tambien es genial. El tipo que lo maneja es muy chistoso y buena gente. En general no tienes como pedir algo malo en el mercado.

    Te recomiendo pedir un poquito de cada cosa para que puedas probar de todos los lugares, no te quedes clavado en un solo lugar. Pruebalo todo. Especialmente en el puesto de los vinos. Cuando pidas vinos, no tengas miedo y pide una "muestra" antes de comprar.

    Mi postre favorito para finalizar cualquier visita es pedir los minis conos de helado de 1 euro. Tamano perfecto para un poquito de dulce!

  • Valoración de 3.0 estrellas
    16/7/2012
    16 check-ins aquí

    No le voy a poner más de tres estrellas por el elitismo de sus tiendas y el precio excesivo de muchos de sus productos que bien pueden adquirirse en otros establecimientos por un precio considerablemente menor. El edificio es verdaderamente una pasada con esa arquitectura del hierro y cuasi costumbrista de principios del siglo pasado pero... este lugar es un sitio que a veces me gusta, a veces me desagrada profundamente. Tanto bullicio, tanta espera en los puesto para pedir. No, no y no.

    Orientado sin ninguna duda hacia el turismo y dejando de lado al vecindario, sí es cierto que, como por ejemplo la quesería hay algún puesto que ofrece muy buenos productos pero, que no, que no me acaba de convencer. Al menos de momento. Quizá cualquier otro día de los que vaya...

  • Valoración de 4.0 estrellas
    26/3/2013

    El marcado de San Miguel es básicamente un mercado de toda la vida reconvertido en un espacio de degustación. El sitio es precioso, un edificio bonito, espacios abiertos con puestos de tapeo y productos delicatessen por todas partes.

    Lo malo que tiene es que se ha convertido en un sitio muy turístico y siempre está hasta la bandera de gente. También es verdad que es un poco pijo, pero de todas formas merece la pena darse el capricho de vez en cuando y tomarse unas ostras, unos quesos, una tapas o un vinito. La calidad de lo que sirven es buena y todas las cosas que he probado están riquísimas.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    9/5/2013
    1 check-in aquí

    Mira que había ido veces a Madrid y nunca había estado en este popular y concurrido mercado contiguo a la también frecuentada Plaza Mayor. Me llevaron un lunes y a pesar de que había bastante gente se estaba bien (ya me advirtieron que si vas durante el fin de semana te puedes morir con el gentío que hay). La estructura de hierro del edificio y su techo me pareció una pasada (os podéis hacer una idea en la foto que he colgado) y además me encantó la presentación de las paraditas y de sus productos. Nos paramos a tomar unos quesos y estaban deliciosos, y lo bueno es que puedes ir variando porque hay paradas de todo tipo. Igual me gustó tanto porque no soy de Madrid, así que formo parte de ese grupo de turistas que tanto frecuentan el mercado, y estoy segura de que si vuelvo a ir a Madrid no dejaré de dar una vueltecita por allí.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    20/3/2012
    3 check-ins aquí

    Tengo muchos sentimientos encontrados con el Mercado de San Miguel. Siempre he querido un Madrid un mercado como los de Barcelona, donde además de hacer la compra se pudiese degustar alguna cosilla. Así que cuando abrieron este, me imaginé que era probablemente lo que tanto habíamos estado esperando.

    Tras años y años y años de desprecio al comercio local en general y a los mercados de barrio en particular, parece que las autoridades han empezado a pensar que era un buen momento para recuperar estos lugares, y ahora mismo hay un plan gigantesco de promoción de mercados locales.

    Y el Mercado de San Miguel ha sido, quizá, uno de los primeros que ha recibido este honor, probablemente por su cercanía a una zona fundamental en Madrid: la Plaza Mayor y la Puerta del Sol, lo que no se pierde ningún turista.

    Es por ello que el Mercado podría parecer una trampa para turistas: lo es. Los precios son bastante abultados, y hay días en los que se pone absolutamente impracticable. ¿Pero no es acaso bueno que muchos de los pequeños negocios que forman parte de él ahora mismo tengan un sitio donde vender sus productos?

  • Valoración de 5.0 estrellas
    20/6/2013

    Las tapas y pasteles allí son muy caros, pero el ambiente sea genial. Probé unos vinos deliciosos en este mercado. Estaba allí durante la estación de la Navidad, y me gustaba el festivo ambiente.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    26/7/2011

    Excelente lugar para comer una variedad impresionante de platillos típicos españoles e importados. Probamos desde vino, ostiones franceses, agua de horchata, varios tipos de aceitunas, boquerones y terminamos con una selección de galletas excelentes.
    No es barato y es difícil encontrar lugar pero la experiencia, el lugar y la variedad de opciones hace al Mercado de San Miguel un lugar al que hay que ir por lo menos una vez en la vida.

    • Usuario Qyper mrb…
    • Madrid
    • 1 amigo
    • 9 comentarios
    Valoración de 4.0 estrellas
    12/12/2012

    Típica experiencia premium de Madrid, bonita, pero el precio se te va de las manos (por lo general).
    El otro día compré unas latas de los Angry Birds geniales :D

  • Valoración de 3.0 estrellas
    5/2/2013
    1 check-in aquí

    Mi placer guiri culposo de Madrid. Por alguna incomprensible razón, me encanta este lugar... aunque creo que esa razón sea precisamente que no vivo en Madrid y aunque es una ciudad que frecuento, todavía falta para que deje de ser un turista en la capital. La estructura es preciosa y aunque sí, es principalmente frecuentado por extranjeros con cámaras al cuello, también se ven algunos locales y sí, también puede resultar difícil encontrar una mesa... pero esto promueve el "te importa si me siento acá?" y la interacción humana que cada vez hay menos. Yo he terminado hablando de vinos con unos chicos de Singapur, de gambas con unas turistas de Bélgica o de lo mal que va el país con una pareja de Asturias. En fin, precios caros pero tampoco es que vaya todos los días y sí unos cuantos buenos recuerdos.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    19/10/2011

    OK,  me encanta los mercados! que puedo hacer, de niña (en Lima) siempre mi mama me llevaba y habia un señor que vendia las galletas que jamas he probado en otro lugar. Que recuerdos! y que ricos recuerdos!

    Mercado San Miguel es algo diferente, tristemente los turistas hacen que se siente muy diferente e incomodo pero al mismo tiempo te da ganas de estar alli! y probar todo!!!! es que el lugar es tan lindo!

    La primera vez que estuve alli fue el año pasado, mi primera vez en España, perdiendome por alli termine al frente de este mercado y bueno con la buena pinta que tiene decidi entrar.
    Pero que bien me la pase, entre appetizers y vino...ufff super! hay de todo para picar. lo malo es que no hay suficiente espacio para pararse y conversar...pocas mesas...casi nada o mejor dicho creo que nada de asientos. deberia haber algo afuera...pero creo que el core de estar en un lugar asi es sentir la bulla y el loquerio que se arma alli adentro.
    todo es rico...todo!!!
    Ahora que vivo aqui voy de vez en cuando...es tan lindo y un buen uso de un espacio asi y volverlo algo tan chic.
    Los precios si son otra cosa, un poco elevados, pero por lo mismo que es un tanto turistico pues sufrimos las concecuencias.

    disculpen el spanglish :)

  • Valoración de 4.0 estrellas
    10/2/2013

    Este es uno de los lugares turísticos por excelencia de la capital, un lugar que es obligatorio para visitar. En él puedes encontrar todo tipo de comidas, desde frutas, granizadas naturales, tapas, vinos... La única pega que se le puede sacar es que no es que los precios no son extremadamente baratos, pero de resto un lugar perfecto para ir con amigos y disfrutar de la ciudad.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    24/2/2013

    Lo que digo yo siempre: un día es un día. Carísimo, es verdad, pero merece la pena. Y además disfrutas de la arquitectura modernista (¡qué placer!).

  • Valoración de 4.0 estrellas
    30/3/2011

    Aunque tengo que reconocer que me encanta el mercado de San Miguel, la verdad es que se ha perdido la esencia. Es un espacio moderno en el que degustar delicatessenes al alcance de no todos los bolsillos.

    Este mercado se ha convertido en un punto turístico importantísimo y siempre está lleno de turistas y foráneos buscando alimentos de primera calidad en los puestos de venta. Por supuesto, no te esperes el típico puesto de verduras frescas regentado por una ancianita amable que se sabe tu nombre. En vez de eso encontrarás, por ejemplo, un puesto de sushi regentado por dos japoneses afanados en cocer arroz y enrollarlo.

    Aparte de los puestos, se pueden encontrar puntos de venta de alimentos ya preparados, como tapas, o raciones o incluso bocadillos, que aunque no sean lo suficientemente cool para estar aquí, como van rellenos de jamón caro, pasan.

    Pero lo mejor del mercado de San Miguel, es el propio edificio del mercado, que ha sido rehabilitado hace un año más o menos y es precioso. No dejes de visitarlo.

  • Valoración de 3.0 estrellas
    25/3/2011

    ¡El edificio es impresionante! Las columnas de hierro y los cristales que van del techo al suelo haciendo las funciones de pared atraen a cualquiera que pase por la Plaza de San Miguel.

    Es un espacio amplio con muchos puestos de venta. En ellos puedes adquirir productos de calidad para consumir en el propio mercado o fuera de éste.

    Cada tienda está especializada en la venta de algo por ejemplo tenemos la frutería, la pescadería, la tienda de quesos, el puestecito de pan, etc. Para éste tipo de compras, las tiendas me resultan caras pero es cierto que para comprar productos puntuales difíciles de encontrar en otros sitios y de alta calidad, los puestos están bien. Por este motivo suelo comprar en el puesto de quesos y el de pastas y legumbres.

    El Mercado de San Miguel, es también un sitio "diferente" para salir. Salir a tomarte el vermut, una cerveza o una copa mientras picas algo. Pero no es un sitio que me guste para ello, las bebidas me parecen caras y los pinchos y tapas aún más. Además, durante el fin de semana siempre está lleno de gente moviéndose de un lado para otro y ocupando todas las sillas.

Página 1 de 2