Logotipo de Qype Unirse a Yelp

Qype se ha unido a Yelp para ofrecerte más comentarios, más usuarios y más negocios. Leer más.

Mapa
Editar

Recomendados

Porque tu confianza es nuestra preocupación principal, los negocios no pueden pagar para borrar o modificar sus comentarios. Seguir leyendo.
  • Valoración de 5.0 estrellas
    7/4/2014
    1 check-in

    La reforma le ha venido de perlas a esta joya de tiempos de Isabel II. Se accede al museo a través de la planta -1, entrando encuentras un gran mapa de España en el que se observa durante unos 10 minutos las sucesivas migraciones e invasiones del territorio.

    Podrás encontrar desde homínidos a la preciosa Dama de Elche, pasando por estupendos mosaicos que harán que te sientas como un niño pequeño. Sobre todo sorprenden los estupendos audiovisuales que acompañan las salas durante todo el recorrido, lo que hace que sea una forma muy amena de disfrutar de la historia.

    No olvides visitar la última planta donde hay una estupenda colección de cultura egipcia y griega con estupendos sarcófagos, urnas funerarias, vasijas con todo tipo de detalles.

    Como apunte final, junto a la entrada hay una gruta que imita las pinturas rupestres de la cueva de Altamira acompañas de un video explicativo.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    24/8/2014
    1 check-in

    Espectacular la renovación que han hecho. No sólo por el edificio, que ya por verlo por dentro vale la pena acercarse al museo. Pero lo mejor es como han reorganizado la exposición permanente: el nuevo enfoque es mucho más didáctico, enlazando una época histórica con otra y combinando restos arqueológicos, reproducciones y vídeos. Estuve 2 horas y se me pasó volando, ¡y sólo vi un tercio del museo!.
    Además hay una aplicación para móvil que sirve como audioguía... aunque no funciona en todos los dispositivos móviles (en el mío no cargaba bien).
    Y por último, después de la visita, la cafetería tiene una terraza estupenda que da al jardín.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    30/6/2014
    2 check-ins

    Le tenía ganas a la nueva versión del MAN; cinco años después del cierre por reforma, necesitaba más que nunca volver al probablemente museo madrileño que más veces he visitado desde mi tierna infancia y por esa misma razón, el que más fascinación me ha despertado. Aquí conviven las archifamosas Damas de Elche y de Baza, una selección de objetos del Antiguo Egipto no tan de primera línea como la de otros museos pero lo suficientemente espeluznantes como para dejarte los pelos como escarpias, el impresionante crucifijo medieval de Don Fernando y Doña Sancha... y una infinidad más de objetos, más o menos mediáticos pero con la misma capacidad de fascinación. Una de las piezas que a mi me ha atrapado desde siempre es una cerámica griega, el kylix de las heteras, que tuve que estudiar para un trabajo del instituto y con la que desde entonces tengo una relación especial. Es fácil encapricharse de cualquiera de los objetos expuestos, son magníficos y hasta el más simple dedal encierra seguro una información sorprendente.

    Las ansias por volver eran lógicamente elevadas. Y sin embargo tengo que reconocer que su nueva distribución me ha dejado algo descolocado. Se nota que se ha invertido mucho dinero en su remodelación. El museo entra por los ojos, el hall que da paso a las salas de exposiciones es sencillamente descollante, un espectáculo audiovisual con innumerables pantallas y un sonido envolvente que se parece más al IMAX que a un museo. Pero una vez superado el efecto impactante a mi me parece puro artificio, como si se hubieran gastado todo el dinero en papel de regalo. Los audiovisuales interactivos se encuentran por doquier, conjuntamente con algunas reproducciones de ambientes o espacios. Todo es impresionante y está destinado a que te quedes embobado y con la boca abierta, pero al mismo tiempo uno sale con la sensación de no haber entendido nada, de haberse extraviado en un poupurri atemporal e inaprehensible; no existe una información clara, organizada y bien expuesta en las salas y en las transiciones entre espacios. No hay itinerarios didácticos; se está irremisiblemente perdido entre el magma de la historia. Esta es una mala sensación para un museo: sublime pero incomprensible

    Se impondrá una revisión de comentario dentro de unos años para comprobar si los temores que me produce la nueva exposición son ciertos o no y lo que más me preocupa, si el espectáculo propuesto sigue siendo maravilloso o si por el contrario se le empiezan a ver las costuras y se queda demodé.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    3/6/2014
    2 check-ins

    Es un museo muy interesante. Permite ver la historia de España en base a sus hallazgos arqueológicos. Desde la protohistoria hasta las épocas más recientes. Sin olvidar su parte dedicada al Antiguo Egipto. Un rapaso a la dominación romana y árabe de la Península Ibérica e, incluso, de sus moradores más antiguos como los íberos.

    Por solo 3€ (sábados tarde y domingos gratuito) y las apps que tienen como audioguía, merece la pena pasearse por sus salas y disfrutar de un viaje en el tiempo.

  • Valoración de 3.0 estrellas
    14/8/2014

    Esta bonita la reforma, pero bueno es un poco aburrido. Para el que le gusta ver piedras pues está bien.

  • Valoración de 4.0 estrellas
    17/4/2014
    1 check-in

    Y al fin llegó el día, ya podemos disfrutar del MAN, con su espectacular exposición sobre la prehistoria española, así como la época de los celtas, los íberos...y un largo etcétera.

    La verdad es que la espera ha merecido la pena, ya que las salas son enormes y con gran cantidad de material. Si a esto le sumamos que se han gastado la pasta en incluir las últimas tecnologías para que el visitante tenga la mayor cantidad de información posible, nos encontramos con un museo moderno y con gran cantidad de material, nada que envidiar a otros museos internacionales.

    Yo ya soy fan...¿y tú?

  • Valoración de 4.0 estrellas
    18/4/2014
    1 check-in CDD 15/6/2014

    La reforma que han hecho en este museo es espectacular. EN vez de colecciones abigarradas como antes, ahora tenemos una muestra cronológica bien estructurada, desde la prehistoria de la península hasta los tiempos modernos. Las colecciones procedentes de excavaciones fuera de España (Nubia y Egipcio) están colocadas aparte, y aprovechando un espacio entre plantas han expuesto una interesante colección de numismática histórica.

    Los dos únicos problemas que podemos encontrarnos son 1: las colas, inevitables por la novedad y la gratuidad, y 2: el cansancio físico: realmente es una buena pateada, porque hay mucho que ver, y sales con las piernas cansadas, cansadas.

    Bueno, hay una tercera pega, inherente a todos los museos: la cafetería con precios más que inflados.

    EN cualquier caso, recomiendo a todo el mundo que se reserve una mañana sin prisas para disfrutar de la visita. Vale la pena de verdad.

  • Valoración de 3.0 estrellas
    1/6/2014
    1 check-in

    La impresión que queda tras mi primera visita al MAN tras su reciente reapertura es un poco agridulce. La parte dulce viene de lo moderno y "Louvricado" que está ahora, con esos lucernarios y esas maderas y todo eso tan bonito; la agria viene de que la Museología y yo nunca nos entenderemos.

    Este museo es uno de los mejores que tiene Madrid; es más, permítanme que diga algo un poco raro, pero creo que es el mejor tras el Prado, y que me perdonen los jóvenes amantes del Reina Sofía. Además, con la reforma ha ganado mucho en confort visual y le ha quitado una pátina de vejez (que no de antigüedad) que tampoco le quedaba muy bien. Pero lo importante en un museo son sus fondos y en eso temo que, a pesar de seguir siendo la repera, hemos bajado un escalón. Para empezar, en la parte de Prehistoria se ven muchos maniquíes de supuestos neandertales que hubieran quedado muy bien en una atracción del Parque pero que aquí sobran, así como todos esos murales con dibujos de comunidades antiguas en los que los hombres siguen un canon estético actual, con los músculos perfilados cual estatua griega, las perillas perfectamente recortadas y los pelos lisos y limpios: ¿quién les ha asesorado? ¿Hollywood? Me parece un error muy serio para una institución tan importante.

    Por otra parte, se aprecian un montón de réplicas innecesarias para un museo con tantos fondos. Por ejemplo: ¿réplicas de bifaces? ¿De verdad era necesario? ¿Y la réplica de Lucy? ¿Y la de la corona de oro sobre el cráneo? ¿Vamos a transformar los museos "nacionales" en colecciones de réplicas de piezas conocidas mundialmente para que todos estén llenos de las mismas réplicas? Me parece absurdo.

    Los carteles en las piezas: en algunos no pone que son réplicas a pesar de que es evidente (¿cáñamos y cueros en perfecto estado de conservación desde la Prehistoria?) y no afinan los tiempos para nada cuando un intervalo de 4 siglos da para mucho.

    Y la colocación: ¿de verdad está bien pensada? ¿La Bicha de Balazote y los tesoros de Aliseda y Guarrazar tienen realmente la misma importancia que las piezas que las rodean? ¿El criterio temático es igual de válido que el cronológico o prima solamente el estético? ¿Llegará el día en que este criterio nos haga poner un póster de "Pompeya" o algún otro horror cinematográfico solo porque queda bien?

    No me tengan demasiado en cuenta porque tampoco soy un experto y, maldita sea, he de apreciar todo el trabajo que tiene esto detrás; aún así, creo que están fallando bastante en la finalidad didáctica y, por desgracia, es algo que vengo apreciando en casi todos los museos que visito y me saca de mis casillas.

  • Valoración de 5.0 estrellas
    18/4/2014
    1 check-in

    Después de varios años de reformas y muchos millones de euros gastados, ha reabierto el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Para celebrarlo, del 1 al 20 de abril de 2014 la entrada al museo es gratuita, por lo que ir durante esos días en fin de semana es sinónimo de mucha gente dentro y de larguísimas colas fuera si vas a ciertas horas. Una vez visto se entiende la tardanza, porque no ha sido una simple reorganización de lo que había expuesto, sino una remodelación completa de arriba a abajo incluido el edificio, cuyo interior han derribado para rehacerlo de nuevo.

    El museo ahora está dividido en cuatro niveles (planta baja, planta 1, entreplanta y planta 2) y subdividido en 40 salas. Expositivamente, los que lo conocíamos antes de esta reforma no podemos más que quedarnos perplejos por el increíble cambio a mejor que ha experimentado. Han pasado de los letreros de las piezas en placas de plástico troquelado a  modernos expositores con gráficos, pantallas, multitud de maquetas y ojo, todo en inglés y castellano.

    El comienzo de la visita es una estancia con dos "collages" de vídeo a ambos lados con imagenes en movimiento. Una vez llegados al final de ésta, nos encontramos con una enorme pantalla que reproduce un vídeo titulado "España, un gran yacimiento" que recorre la historia de nuestro país desde la prehistoria hasta nuestros días. Es un buen repaso de lo que vamos a ver a continuación, para ir calentando. Debajo hay un mapa con relieve táctil de la Península Ibérica.

    Nos adentramos en lo que es propiamente el museo; en la parte prehistórica destacan las reproducciones bastante fidedignas de hombres y mujeres de Neardenthal. Hay un impactante mural representando una escena de canibalismo que me pareció incluso hasta 'gore'; un hombre primitivo yace muerto mientras es descuartizado por otros cuatro que se lo comen tranquilamente.

    Seguimos el recorrido histórico y llegamos a los iberos. Si hay que elegir una imagen icónica del museo, ésta desde luego es la Dama de Elche. Se encuentra en la llamada "sala de las damas" que quizás sea la más concurrida por contener piezas tan conocidas como la misma Dama de Elche, la Dama de Baza, la Dama Oferente... todas ellas rodeadas de gente que cámara en ristre (sin flash, por supuesto) las fusilan a fotografías.

    A continuación nos topamos con otra novedad, y es la reconversión de los antiguos patios ajardinados en salas con grandes lucernarios dentro del propio museo. Aquí han expuesto las esculturas del periodo prerromano, destacando el famoso túmulo de Pozo Moro, así como multitud de objetos que pueden ser vistos con luz natural.

    La sección de la Hispania Romana es realmente extensa, y de ella es destacable la sala de los mosaicos que se muestran incrustados en el suelo y paredes de la misma. En la parte de Al-Andalus y los reinos cristianos medievales también podemos encontrar arcos en herradura encajonados en las paredes y artesonados enteros de madera recolocados en el techo, que son bastante llamativos.

    La entreplanta está destinada por completo a mostrar la historia del dinero y la moneda, aprovechando la valiosa colección numismática del museo, algo que me gustó bastante. Se pueden ver monedas muy interesantes, como un cincuentín español del siglo XVII sin circular. Que yo sepa uno de los pocos ejemplares que existen.

    De la segunda planta una mitad está dedicada a Egipto, Oriente Próximo y Grecia, en la que nos encontramos otra de las salas más concurridas, la de las momias; tienen dos o tres sarcófagos semiabiertos en los que se pueden entrever los cuerpos embalsamados dentro. De la parte griega destaca la impresionante colección de cerámica policromada. En la otra mitad de la planta podemos ver numerosos objetos de la Edad Moderna presididos por un gran mapa de Madrid de 1769 y el final del museo, que es a su vez una mini-exposición sobre la historia del mismo y de cómo fue evolucionando de 'gabinete de curiosidades' en el siglo XIX a su disposición actual.

    Aunque el resultado es bastante satisfactorio, sí que podríamos destacar algunos aspectos mejorables, empezando por el uso de la luz en determinados espacios. En algunas salas la oscuridad es tan grande que se hace hasta difícil leer los letreros.

    En cuanto al contenido, nunca he entendido cómo el MAN dedica una parte tan amplia a Egipto y a Grecia y de la América precolombina sólo hay una triste vitrina con un ídolo de oro colombiano, y nada más. Ya sé que hay un Museo de América, pero creo que este periodo tan importante de la historia de España debería estar más representado.

    Y por último avisar al posible visitante que ya se sabe que uno de los inconvenientes de estos macro-museos es que se hace muy corta una sola visita. Si vais echadle por lo menos cuatro o cinco horas, y eso viendo las cosas a ritmo rápido. Para ver con detalle todo se necesitarían al menos dos o tres días.

  • Valoración de 5.0 estrellas
    3/4/2011
    Primero en comentar

    Es uno de esos museos en los que me he podido pasar mañanas enteras sin darme cuenta de cómo corría el tiempo.
    La colección es magnífica y abarca desde la Prehistoria hasta el siglo XIX contando con obras traídas desde Egipto, Grecia y Roma.
    Va en gustos y seguro que encontrarás tu sala favorita.
    Para mí la mejor la de Arte Ibero con sus falcatas y fíbulas, objetos que ahora se hacen más famosos gracias a la serie Hispania (no hay mal que por bien no venga).
    Lo que yo siempre recomiendo es o bien coger visita guiada o bien llevarte preparado de casa lo que vas a ver.
    Porque ver arte por verlo, al final va a ser que no aprendes nada.
    Por cierto, la entrada es siempre  gratuita.

    • Usuario Qyper BlogDe…
    • Madrid
    • 12 amigos
    • 162 comentarios
    Valoración de 5.0 estrellas
    28/11/2008

    Este es posiblemente mi museo favorito de Madrid, y mira que la oferta no es precisamente escasa en esta ciudad.

    El fondo artístico y cultural es sencillamente abrumador, y si queremos ver todo con detalle nos podemos tirar bastantes días. Además, tenemos la suerte de poseer algunas piezas que rivalizan con lo que hay en el mísmisimo Museo Británico -el gran rival de este-, y merece la pena dar una vuelta aunque sólo sea para aprender un poco más de cultura general.

    Si vamos por la zona, también merece la pena ver la Biblioteca Nacional, que está muy cerca.

    • Usuario Qyper Nala…
    • Navalcarnero, Madrid
    • 0 amigos
    • 59 comentarios
    Valoración de 3.0 estrellas
    19/12/2008

    Museo amplio, dividido por epocas de la historia.. una simple pega...esta un oco anticuado, aunque lo compensan con la variedad de exposiciones. Imprescindible su visita si vienes a visitar madrid
    Video link: es.youtube.com/watch?v=4…

  • Valoración de 5.0 estrellas
    5/4/2011

    En dos palabras: IM-PRESIONANTE.

    De pequeña iba mucho a este museo porque mi padre me llevaba todos los años de ruta museística en verano (y así he salido yo). Recuerdo que este museo me encantaba porque tenía momias, y por aquel entonces para mí no había nada más cool que las momias. Cuando crecí fueron disminuyendo mis visitas, hasta que dejé de ir totalmente por unos años, el museo estaba estancado. Durante mi primer año de carrera tuve que ir a ver ciertas piezas para completar una asignatura y fue toda una desilusión: un museo vacío, aburrido y estancado de nuevo.

    Pero esperad, ahora llega la parte buena. En mi último año de carrera teníamos que hacer un trabajo de museología y debíamos escoger dos museos para analizar, así que optamos por un espacio contemporáneo y por uno antiguo, y sí, elegimos el arqueológico. Yo esperaba ver el mismo viejo y solitario museo que contemplé años antes, pero cual fue nuestra sorpresa cuando descubrimos que una milagrosa renovación le había devuelto la vida. Se había convertido en todo un ejemplo de museo contemporáneo,muy bien ambientado, con programas educativos, espacios multimedia, nuevas tecnologías, actividades para niños, jóvenes y adultos, accesible, organizado, llamativo...os garantizo que analizamos pormenorizadamente todas sus características y puedo decir que sin ninguna duda es uno de los museos más didácticos del momento. Sigue estando bastante vacío en comparación con otros museos de la capital, y ciertamente podrían hacer otras mejoras para seguir modernizándose y adaptándose a los nuevos tiempos, pero es verdaderamente impresionante el cambio que han dado, y digno de aplaudir. Si no os lo creéis, ¿A qué estáis esperando para comprobarlo?

  • Valoración de 4.0 estrellas
    21/4/2011

    Un gran museo que ha cambiado muchísimo, doy fe de ello por que he asistido en alguna ocasión a los talleres que tiene el programa escolar. A veces, lo mejor de un museo, es su personal que te hace ir a través del arte de Grecia y Roma, aprendiendo algo significativo y no contemplando objetos en vitrinas, algo que si a un niño no le gusta a un adulto tampoco. Esa es la gran diferencia del museo, ha evolucionado y mejorado mucho en su faceta educativa.
    Por otro lado, en ocasiones visitamos exposiciones temporales para ver Arte de Egipto y olvidamos el gran legado y colección que posee este museo que hay en Serrano, en el que se pueden encontrar piezas originales de muchos países y épocas.
    En el museo se conservan y clasifican materiales procedentes de excavaciones  y reúne diversos encuentros numismáticos y de artes decorativas que habían reunido los monarcas españoles (aunque sea antimonárquica, hay que reconocer que siempre fueron unos grandes coleccionistas)

    • Usuario Qyper asiri…
    • Madrid
    • 1 amigo
    • 97 comentarios
    Valoración de 4.0 estrellas
    2/11/2008

    Está situado en plena calle Serrano, en la parte de atrás de la Biblioteca Nacional.

    Constantemente están realizando exposiciones muy ineteresantes.

    Obligada visita para los amantes del arte.

    • Usuario Qyper kel…
    • Madrid
    • 27 amigos
    • 126 comentarios
    Valoración de 3.0 estrellas
    15/12/2008

    fui hace unos cuantos años y estoy deseando voler!

    • Usuario Qyper jaimeh…
    • Madrid
    • 0 amigos
    • 168 comentarios
    Valoración de 4.0 estrellas
    7/11/2008

    Es un peazo museo. La zona de prehistoria y la de egipto es lo mejor, y tiene una reproduccion de la cueva de altamira.

    • Usuario Qyper foxki…
    • Madrid
    • 1 amigo
    • 112 comentarios
    Valoración de 5.0 estrellas
    16/11/2008

    Extremadamente interesante, tanto si gusta o no la historia. Crea un ambiente magico. Muy recomendable

Página 1 de 1